10 Recomendaciones Para Redactar Mejores Blog Posts | ¿Te gustaría perfeccionar tu forma de redactar mejores blog posts? ¿Quieres nuevos y fieles lectores de tu blog? Sigue estas recomendaciones.

¿Te gustaría perfeccionar tu forma de redactar mejores blog posts? ¿Quieres nuevos y fieles lectores de tu blog? Sigue estas recomendaciones.

1.Delimita tu tema. Posiblemente hay mil cosas de las que quieres escribir ¡Te entendemos completamente! Ahora bien, debes seguir la regla: “un artículo, un tema”. No pretendas expresarlo todo a la vez. De hecho, puedes dividir tu tema en pequeñas secciones para desarrollar contenido breve y conciso que presentarás a tus lectores en distintas publicaciones. Así estos podrán enfocarse en una cosa a la vez, y tú no quedarás sin más temas luego del primer intento. Posteriormente, recuerda usar un título llamativo.

2. Sé auténtico. No pretendas parecerte a nadie más ni escribir de determinado tema porque “simplemente está de moda”. Debes encontrar tu propia voz y elegir cuáles son tus temas de interés. Dentro de ellos, selecciona los que van acorde a tu blog. Créeme, será difícil que generes fidelidad si tienes un blog sobre moda, pero de vez en cuando incluyes artículos de anécdotas familiares. Pregúntate: ¿qué buscan los lectores que siguen mi blog?

Además, no tengas miedo de expresar tu opinión. Siempre que lo hagas de la manera apropiada, tus lectores apreciarán saber lo que pasa por tu mente. No dejes a su interpretación la información que tú deberías proporcionarles.

3. No hables sobre lo que no se conoces. A veces creemos que nuestros lectores no están pendientes de los detalles, cuando en la realidad muchos son muy “críticos”. Cuando hablas sobre lo que no conoces, y no agregas realismo plasmando tu propia experiencia, puedes aparentar falsedad.

También Te Gustará: “Blog De Marca: 4 Razones Por Qué Tu Marca Necesita Crear Uno”

Esto no quiere decir que no puedas explorar nuevos mundos, pero si deseas adentrarte en temas de los cuales aún no eres muy conocedor, preocúpate por documentarte primero. Tus lectores agradecerán que solo les presentes lo mejor de ti y seas sincero.

4. Sigue una estructura. A veces subestimamos el valor de las estructuras, pero nadie debería empezar a redactar sin una. Te sugerimos hacer una lluvia de ideasy luego asignar a estas ideas un orden lógico. Así fluirás mejor al momento de redactar, y será más fácil para tus lectores entender tu artículo.

5. Sé preciso. Dicen que a veces decir menos es más. Reconozco que es muy fácil empezar a divagar al momento de escribir, pues existen mil maneras de decir lo mismo. Ahora bien, tu lector(a) va de prisa y quiere obtener la información de la manera más clara y más precisa posible. De lo contrario, es muy probable que termine descartando lo que tiene al frente.

6. Da crédito a tus fuentes. Si alguien te ha motivado, inspirado o ha sido una fuente de información para tu publicación, no dejes de compartirlo. Seguro también apreciarías que alguien dé crédito a tu trabajo.

7. Prefiere la redacción sencilla. Es mejor utilizar oraciones cortas, en vez de oraciones largas y complejas. En el mismo sentido, debemos evitar las palabras rebuscadas, y hablar en tiempos verbales distintos sin que sea realmente necesario (por ejemplo, hablar a veces en pasado y luego en presente).

8. No escribas como hablas. El proceso de redacción es distinto al de llevar una conversación. Tu lector(a) no cuenta con tus gestos, pausas o emociones para interpretar lo que dices. Por eso al momento de redactar nos auxiliamos de los signos de puntuación(sin exagerar), de la estructura oracional sujeto-verbo-predicado, y de conectores para que lo que decimos cobre sentido en el papel (o en un medio digital).

9. Lee tu artículo una y otra vez (¡y una vez más!). Al finalizar el proceso de redacción, lo recomendable es que dejes “reposar” tu escrito por unas horas. Más tarde tu mente estará en mejores condiciones para revisarlo e identificar los errores. Recuerda que ya sea por desconocimiento o simple descuido, los errores ortográficos, signos de puntuación mal utilizados y/o simples errores de tipeo (“typos”), afectan nuestra imagen.

 Por esta razón, si es posible, pide a alguien (suficientemente crítico) que lo lea antes de que lo publiques. Además, intenta imprimir tu artículo para la revisión pues generalmente identificamos los errores más fácilmente en físico, que en pantalla.

10. Finalmente, no esperes que tu lector(a) compense los errores o vacíos en tu redacción. Lo más importante no es “lo que le quisiste decir”, sino lo que “él o ella pudo interpretar a lo largo de su lectura”. Por esta razón podemos afirmar que “el lector siempre tiene la razón”. Cuentas con una sola oportunidad para cautivar su atención, generar una buena impresión y lograr que recuerde tu mensaje.  Por eso, toma tu redacción en serio, tanto como lo haces cuando te presentas en persona ante alguien a quien quieres impresionar. Podría decirse que cada publicación que haces es una nueva entrevista con tu más preciado(a) lector(a).

Me encantaría leer tu opinión y compartir experiencias. ¡Por favor no dudes en dejar tus comentarios debajo! Además, no olvides descargar la plantilla de recomendaciones que hemos preparado para facilitarte el proceso de redacción y revisión de artículos. ¡Descárgalo pulsando aquí!


Escrito por Gabriela Navarro Delmonte. Soy abogada, con maestrías en derecho de la Universidad de Oxford y la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra. Además, soy profesora universitaria y correctora profesional.

Mi interés por el marketing, la academia y la buena redacción me llevaron a fundar INKtelligenz en el año 2017. INK se dedica a la prestación de servicios editoriales, consultoría y capacitación. Además, cuenta con espacio disponible para actividades. A través de nuestras redes sociales (@inktelligenz) y nuestro blog (www.inktelligenz.com) compartimos contenido gratuito valioso y en constante actualización sobre redacción, productividad y lectura.